CONTENIDO DIGITAL

10 situaciones a evitar en tu página web

20/11/2014

 

 Por Elkin Arango

No basta con crear una página web para nuestra empresa. Lo importante no es sólo que exista: una página web debe ser visitada, consultada y debe convertir visitantes en clientes. Puedes lograr que tu sitio web cumpla con sus objetivos evitando los siguientes errores:

 

1. Hacer más importante la publicidad que el contenido

Una de las principales fallas cuando se cuenta con una página web es saturarla de publicidad. Las personas no encuentran como buena experiencia tener que lidiar con avisos intrusivos a cada momento. Resulta molesto ver a lo largo de la página recuadros parpadeantes enmarcando la palabra “COMPRE”. Si los visitantes llegan a tu sitio web y lo primero que observan es una cantidad exagerada de publicidad, entenderán que tu prioridad es venderles en vez de ayudarles. Es por eso que el contenido debe privilegiarse: artículos, blogs, testimonios, etc. Esto genera confianza.

2. Hablar únicamente de los intereses propios

Es importante prestarle atención a la presentación de tu empresa y a la descripción de lo que ofreces. Pero esto no significa dejar a un lado los intereses de tus potenciales clientes. La página web de una empresa se debe dirigir más hacia lo que buscan los prospectos. Es un error llenar el sitio web con información relevante para ti pero que no interese a los visitantes. Se deben aprovechar los blogs, videos y testimonios para educar y resolver sus principales inquietudes.

3. No invitar a dar un paso más

La página web es un recurso al que se le puede sacar bastante provecho. Tu empresa se da a conocer, exhibes tus servicios y productos, es una forma de estar en contacto con y educar a tus potenciales clientes. Sin embargo, es un error quedarse en ello nada más y no invitar a las personas a dar otro paso. Uno de los objetivos de los sitios web es convertir. Hay que pedir que se suscriban al blog, a que descarguen productos, entre otras acciones. Los visitantes pueden encontrar información útil en tu página. Pero si no les indicas que hagan algo, simplemente consumen la información y se van.

4. Mostar demasiada información

Sobrecargar tu sitio web hará que sea lento y tarde en cargar teniendo como consecuencia que los visitantes se impacienten y te abandonen. Se debe ser mesurado a la hora de colgar información. Si además de ser abundante, se encuentra desorganizada, se constituirá en un tormento para los navegantes. Procura poner la información necesaria y jerarquizarla.

5. Una página desactualizada

Si existe alguna manera de alejar a las personas de las páginas, la desactualización es una de las más efectivas. Siempre se deben estar renovando los datos, la información y el contenido. No hacerlo refleja desinterés, abandono y poco compromiso. Es una imagen negativa que recae principalmente sobre la compañía. Debe existir alguien dedicado exclusivamente a oxigenar la página, a darle vida, a mantenerla en constante movimiento. Esto se logra publicando noticias y novedades, actualizando datos e información, escribiendo y colgando artículos regularmente.

6. Incurrir en errores de ortografía

La ortografía es una cuestión de imagen. Una palabra mal escrita desencanta. Tenemos que evitar a toda costa cometer este tipo de errores en nuestros contenidos. A veces son descuidos, consecuencia de afanes o faltas de atención. No importa, no hay excusa válida. Es recomendable revisar minuciosamente lo que escribimos una y otra vez hasta quedar convencidos de que no tenemos ningún error. La buena ortografía da altura e imprime confianza.

7. Carecer de buscador interno

A veces los visitantes de nuestra página no dan con la información que requieren. Entonces deben emprender una búsqueda de arriba abajo, de lado a lado, sección por sección tratando de encontrarla. Tener una caja de búsqueda facilita este trabajo. Sólo es cuestión de teclear en ella las palabras clave para que tengan a mano lo que buscaban. Contar con un buscador interno es bastante útil.

8. No optimizar contenido

Si bien el contenido que se aloje en nuestro sitio web debe estar escrito para nuestros potenciales clientes, debemos tener en cuenta a otro público. Los motores de búsqueda (Google, principalmente) se encargan de llevar a los visitantes a las páginas. Es importante escribir para ellos. Es necesario optimizar el contenido según los temas que tocamos. Pensemos en las palabras clave o keywords e implementémoslas en el cuerpo de los textos y en los títulos. Así es más seguro que el motor de búsqueda muestre nuestra página en los primeros resultados de las búsquedas.

9. Tener una página no compatible con dispositivos móviles

Muchas de las consultas que hacen las personas se ejecutan desde dispositivos móviles como celulares y tabletas. Las condiciones de su tamaño obligan a que las páginas tengan adaptarse a ellos. Si el sitio web de nuestra empresa no tiene esta opción, resultará complicado para los visitantes navegarlo. Si queremos evitar este problema conviene, ya sea, diseñar un página independiente para móviles, instalar plugins con funcionalidades de adaptación, crear una landing page o desarrollar una aplicación, entre otras opciones.

10. El sitio no está integrado a otras plataformas

Por último, es importante que nuestro sitio web esté disponible en las distintas plataformas que ofrece internet. Entre las más importantes están las redes sociales. Figurar en ellas es una manera de generar tráfico hacia la página web. No hacerlo significa perder oportunidades. Crea cuentas en redes como Facebook, Youtube o Twitter e instala botones en tu web para compartir los contenidos en ellas.

Teniendo en cuenta las anteriores situaciones y evitando cometer los errores que ellas se describen estarás aprovechando al máximo los beneficios de tu página.

 

Artículos de interés

12 claves para tener un contenido de calidad en tu sitio web

4 claves de SEO para web móviles

3 formas de aprovechar el SEO de manera efectiva