MARKETING

Google da un paso al costado para que llegue Alphabet

14/08/2015

Por Elkin Arango

En primera instancia fue sorpresivo el anuncio hecho por Larry Page, creador de Google, en el blog oficial de la empresa. Muchos medios de comunicación, figuras del sector de la informática y la tecnología y apasionados por este tema han especulado y dan sus opiniones respecto a Alphabet Inc.

Google nació como la gran alternativa para que los usuarios de la internet pudieran encontrar lo que buscaban. Este mundo basto e infinito exigía una herramienta que guiara a las personas y evitara que se perdieran en el espeso bosque de la información virtual. Allí fue cuando Larry Page y Sergey Brin presentaron a la humanidad el motor de búsqueda más usado en el planeta. Y aunque es la idea que tiene la mayoría (buscador), la verdad es que Google ha trascendido sus horizontes iniciales y se transformó en una compañía multifacética.

Ya lo ha dicho Page: “Google no es una compañía convencional y no pretende serlo nunca”. Servicios como Gmail, YouTube, Google Earth, Google Maps, Blogger, entre tantos y tantos otros, se convirtieron en las primeras extensiones del Gigante de Mountain View en la internet. El crecimiento se hizo más evidente cuando incursionó, de la mano de Sundar Pichai, en el mundo de los navegadores y los dispositivos móviles con Chrome y Android. Siguió extendiéndose fuera de la informática y el internet para entrar en el mundo de las telecomunicaciones, la biotecnología, la automoción, etc. Hace poco, el pasado 10 de agosto, el mundo conoció Alphabet. La pregunta: ¿de qué se trata?

Larry Page y Sergey Brin reorganizaron la estructura corporativa de su compañía llamada Google. Esta reorganización terminó cambiando el nombre de la empresa a Alphabet Inc. Bajo esa denominación se recogen los servicios y productos que ofrecen en todos los sectores donde operan. Dicho de otra manera, Google, que antes funcionaba como una empresa única y no diferenciaba claramente los proyectos que llevaba a cabo en distintas temáticas, ahora se divide en siete compañías diferentes, con cierta independencia de capital, lo que les permitirá invertir en proyectos experimentales sin poner en riesgo las finanzas del conglomerado entero.

El nuevo Alphabet se compone de Google, encargada de la informática, softwares e Internet, como siempre; Calico, cuyo objetivo es alargar la vida humana por medio de la biotecnología; Nest, que diseña y fabrica termostatos y detectores de humos impulsados por sensores; Fiber, construcción de infraestructura de red de banda ancha a Internet experimental; XLab, división de investigación y desarrollo de nuevos productos como los autos sin conductor o Google Glass; por último Venture y Capital, que estarán pendientes de otras empresas que les resulten en aliados y focos de buena inversión.

Esta reestructuración permite que los inversores se sientan con más confianza para aportar a los proyectos de Google (ahora Alphabet), porque ayuda a diferenciar el rendimiento de cada unidad de negocio como lo son la tecnología médica, la automoción, la energía, los electrodomésticos y las telecomunicaciones, agilizando la compañía. Como lo indica Page, el ahora CEO de Alphabet, con la reorganización cada empresa "podrá desarrollar su propia marca".