MARKETING

Las desventajas de comprar listas de correos electrónicos

02/10/2015

 

Por Elkin Arango

 

Las distintas actividades que realicemos con el fin de hacer crecer nuestro negocio o marca son válidas siempre y cuando no nos dejemos llevar por afanes e incurramos en faltas. Una de nuestras primeras metas como empresa es construir una base de datos. En aras de ello caemos en errores como comprar listas de emails.

En principio, nos parece que acceder a una lista de contactos comprada no está mal. Por el contrario, lo vemos como una oportunidad para expandirnos y darnos a conocer. Después de todo, llegaremos a muchas personas. Sin embargo, vale la pena analizar, con detenimiento, las consecuencias de comprar o alquilar emails. Podemos estar ante una práctica muy perjudicial para nuestra marca.

Existen cientos de proveedores que brindan listas con miles de contactos para desarrollar campañas de email marketing y poder, según indican, "promover tu negocio o idea de negocio". A veces te proporcionan las listas para que envíes tus correos (compras la lista), otras veces los proveedores son quienes envían los correos por ti (en este caso alquilas la lista). Una de las principales desventajas de emplear esta práctica es el conflicto que genera si cuentas con un software de marketing por email. Éstos te pondrán problemas porque no confían en listas compradas o alquiladas.

Los contactos se configuran como un tesoro para las empresas. Son la oportunidad de crecer. Por lo general, se cuidan con mucho recelo. Que existan listas de contactos puestas a la venta no habla muy bien de las mismas. No son confiables. Además, imagina que aparte de ti, muchas otras personas y marcas han accedido a las mismas listas. No tienes la exclusividad sobre estos contactos. Hay mucho más valor en algo que hayas construido con tu propio trabajo y esfuerzo, ya que se convierte en algo propio.

Antes de comprar contactos, piensa qué tan efectivo puede resultar. La mayoría de listas que te ofrecen son, por un lado, tomadas sin permiso de otras web (por no decir ´son robadas'), o están contratadas para recibir mails de otras empresas, muy distintas de la tuya. Esto significa que no esperan tus servicios y lo más seguro es que no les intereses como marca. A su vez, esta situación desencadena en dos malas consecuencias: cero efectividad porque no estás llegando a tu público objetivo y mala reputación de marca ante el público porque te pueden reportar como spam.

Por último, los IPS (Internet Service Provider) calculan un puntaje que determina la reputación de capacidad de entrega. Es decir, si el email se entregará en el buzón de entrada, la carpeta de spam, o no se entrega del todo. Los constantes reportes como spam que reciban tus correos, de parte de contactos comprados o alquilados, alarmarán al algoritmo de los IPS afectando negativamente tu capacidad de entrega e, incluso, haciendo caer tu empresa en listas negras de emails.

Construye tu propia base de datos, resultado de esfuerzo y trabajo constante. Lo lograrás creando contenido de calidad en tu blog (consulta ¿Para qué y cómo incluir un blog a nuestro sitio web?), incluyendo formularios en tus landing pages (consulta ¿Qué es una landing page?), entre otras prácticas sanas y efectivas.